CÓMO HACER UN BANCO DE LECHE MATERNA CASERO

Ya sea para volver al trabajo, porque tienes que estar unos días alejada de tu bebé
o por otros motivos; puedes necesitar crear un banco de leche para poder dejar
leche para tu bebé en tu ausencia.
Son muchas las dudas que surgen así que aquí te dejo paso por paso toda la
información y trucos para conseguirlo.


¿Cuándo debo empezar?
Lo ideal es empezar entre un mes y 15 días antes de la fecha señalada.
Dependiendo de la cantidad de leche que hayas calculado que vas a necesitar. Así
mismo, te tendrás que familiarizar con el extractor de leche, comprobar que la copa
que vas a usar sea la adecuada e ir viendo si te surgen dificultades en la extracción
o consigues la leche con facilidad.


¿Qué dificultades puedo tener?
La principal es que, por muy bueno que sea el sacaleches nunca es tan efectivo
como un bebé. A un bebé le resulta muy simple conseguir estimular el pecho y
conseguir una eyección de leche. A tu cuerpo es probable que no le resulte tan fácil
responder a la estimulación del sacaleches o extractor.
Es por esta razón que muchas veces cuando intentas crear el banco el sacaleches
solo consigue extraer el sobrante de leche que hay en el pecho.
Es necesario practicar y encontrar trucos que nos ayuden a conseguir la eyección:
oler ropa del bebé o al bebé, grabar un audio del bebé llorando e ir reproduciendo
mientras intentamos sacar la leche, pensar en el bebé, realizar un masaje sobre el
pecho el pezón y la areola… Todos estos estímulos pueden desencadenar el reflejo
de eyección de la leche y nos van a facilitar la tarea.


Otra cosa a tener en cuenta es que a habitualmente es más fácil sacarse leche
antes de los tres meses de vida del bebé que a posteriori. Esto pasa porque durante
los primeros tres meses, la glándula aún no ha regulado bien la oferta y la demanda,
y dispone de un mayor excedente de leche. Llegados a los 3 meses, la producción
se regula y se ajusta, lo que puede complicar conseguir esa leche extra que nos
hace falta para nuestro banco de leche casero.


¿Cuánta leche tengo que conseguir?
Deberás contar las tomas en las que te vas a ausentar y contar que cada una de
ellas debe estar entre los 50 y los 100 ml (aproximadamente entre 1,50 y 3 oz)

Si el banco de leche lo quieres hacer para simplemente disponer de una reserva de
leche, la cantidad recomendada estará entre los 300 y los 500 ml (aproximadamente
entre 10 y 17 oz).
Ten en cuenta que es mejor congelar la leche en cantidades pequeñas para no
tener que desechar la leche.
Cuando ofreces la leche extraída por primera vez a un bebé es altamente probable
que quiera una cantidad muy pequeña. Si congelas leche en grandes volúmenes te
verás obligada a descongelar mucha cantidad de leche y, una vez descongelada, la
leche aguanta 24 horas sin manipular. En el caso de que el bebé la haya tomado
parcialmente debes desecharla, si no la ha tomado y la temperatura ambiental no es
superior a los 25C o puedes ofrecer en la siguiente toma sin volver a calentara.
Así que de cara a que sea más fácil descongelar y ofrecer la leche, tener la
precaución de almacenar poca leche en cada recipiente es mucho más práctico.


¿En qué momento me saco leche?
Te puedes sacar la leche en cualquier momento del día o de la noche.
Normalmente, es mucho más simple hacerlo por la mañana cuando los bebés
suelen estar más relajados y maman menos.


Si me saco leche para el banco, ¿voy a tener leche para mi bebé?
Sí, la glándula y la producción de leche funcionan al contrario de una tarjeta de
crédito. Cuando sacas dinero con una tarjeta, la cantidad se descuenta de lo que
tienes. Cuando del pecho sacas más y más leche, el cuerpo entiende que el bebé
se queda corto de leche, así que aumenta la producción.
Puedes incluso sacarte leche antes de que el bebé mame si así te resulta más fácil.
Para los sacaleches, como decía antes, les resulta complicado generar un reflejo de
eyección pero el bebé es capaz de producirlo en escasos minutos. Así que te
puedes sacar leche antes de que mame, si notas el pecho cargado, y después
ponerlo a mamar tranquilamente. Él se encargará de todo. A veces protestan un
poco al no encontrar la leche al momento, pero tan solo es cuestión de estar
tranquila y esperar unos minutos a que la estimulación ponga en marcha todo el
proceso.


¿En qué recipientes puedes congelar la leche?
Puedes congelar la leche ya sea en recipientes específicos o recipientes de plástico
o cristal que tengas por casa.

Si son de plástico, tan solo debes verificar que son aptos para contener alimentos.
Lo sabrás porque tienen una marca en forma de un tenedor y una copa.
Si son de cristal, deberás controlar el deterioro de las roscas metálicas y sustituirlas
en el momento en que presenten óxido.


¿Cuánto tiempo aguanta la leche en la refrigeradora?
La leche en la refrigeradora aguanta unas cuantas horas, es mejor que congeles la
leche dentro de las mismas 24h de la extracción.
Puedes ir conservando la leche en la refrigeradora hasta conseguir los 50-75ml
óptimos para congelar. Una vez los tengas acumulados, la puedes congelar.

¿Y en el congelador?
La leche materna la puedes conservar congelada idealmente un mes. Luego de ese
mes la leche irá perdiendo sus propiedades gradualmente.
Para garantizar la mejor conservación y evitar que la leche se estropee, asegúrate
de marcar siempre los recipientes con la fecha de extracción y siempre que la
necesites, usa la leche más antigua.

¿La composición de la leche que voy a congelar le servirá a mi bebé dentro de
unos meses?
Es cierto que la composición de la leche materna va variando a medida que el bebé
crece, es una hecho maravilloso, ya que no hay otro alimento que se adapte a las
necesidades del bebé. A pesar de estos pequeños cambios, no debes preocuparte
si ofreces a tu bebé leche extraída un mes atrás, esta seguirá alimentando
adecuadamente a tu pequeño.
Para contactarme para asesorías personalizadas lo puedes hacer a través de
mis redes sociales, en Instagram me puedes encontrar en: @ysoymadretambien y en
@atodamadrehn. Mi número de contacto es (+504) 3261-8466.

Fabiola Fuentes Asesora en Lactancia Materna Certificada

 

Escrito por

Tres mamás nos hemos unido en un concepto innovador: A TODA MADRE, un espacio dedicado a compartir nuestras experiencias, dudas e información relacionada con el encantador e infinito mundo de la maternidad. Fabiola, Jexana, y Jimena compartimos día a día mediante Facebook e Instagram nuestras vivencias e información y así se produce un intercambio de conocimientos e interacción con otras mamás. Integrantes: Fabiola Fuentes, periodista y mamá de Leonardo. Jimena Andino, periodista y mamá de Nicolás. Jexana Carrillos, periodista y mamá de Jexana José Redes sociales: @atodamadrehn atodamadre.mom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .