Me Enamoré de la Lactancia Materna

Antes de mi embarazo, lo único que sabía de Lactancia Materna era por los recuerdos, vi a mi madre batallar en un proceso doloroso, con la alimentación de mi hermana de quién soy mayor 14 años.

Un buen día, la mujer con el periodo más regular del mundo que soy yo, me di cuenta que estaba embarazada, yeeiii un bebé esperado con mucho amor, siempre estaré agradecida con mi Dios por regalarme a mi Milagro de amor, Jexana José.

Con la Noticia que seremos madres, pasan tantas cosas por nuestra cabeza y yo no fui la excepción, nos preocupamos por todo e irónicamente la gran mayoría olvidamos los temas más importantes… que si las compras, la ropa, pañales, cuna, cuarto, baby shower etc. y las más acuciosas también nos preocupamos por el parto, pero nunca por la lactancia.

Conforme avanzaba mi embarazo fui siguiendo cuentas de mamás y me fui informando del mundo de la maternidad, entre ellos escuchaba y leía por aquí y por allá sobre la lactancia, pero no estaba tan enganchada totalmente con el tema, sí quería dar pecho, pero no asimilaba aún la importancia que tenía.

Entrando a los seis meses y con deseos de saber lo que me esperaba en el momento del parto, me contacté con Kelin, una enfermera de vocación que entrevisté en mis años de reportera de TN5 Matutino, por la labor que realizaba en la sala de Lactancia en el Materno Infantil, quién enseñaba a las madres a como alimentar a sus hijos.

Al ya haberse jubilado y como profesional certificada, ella impartía un curso completo de preparación para el parto, lactancia y cuidados del recién nacido, de forma independiente; nos inscribimos y asistimos junto a mi esposo.

Al recibir la primera clase me di cuenta de la importancia de educarnos, para algunos es una perdida de dinero, un gasto innecesario, que los niños antes y ahora se crían sin esas “tonterias” que se inventan, pero hoy puedo decirles, es la mejor inversión que he hecho, nunca el conocimiento y la educación estará demás y definitivamente el conocimiento es poder.

El día que tocó abordar el tema de la Lactancia Materna, ella me preguntó antes de iniciar, si tenía dudas específicas, para conocerlas y despejarlas conforme desarrollábamos la lección, recuerdo muy bien mi respuesta jaja… “¿Tengo busto pequeño, podré dar pecho a mi bebé?”, a lo que contestó con mucho amor, “usted podrá amamantar, si así se lo propone, todas las mujeres podemos, la misma cantidad de conductos que tengo yo (busto grande) los tiene usted, son los mitos y la falta de información los que nos limitan a dar pecho, Dios la hizo mujer y la dotó de una naturaleza perfecta para alimentar de forma exclusiva a su bebé”.

WOW… Esa respuesta resonó en mí, me enamoré de la idea de alimentar a mi bebe Exclusivamente con mi leche… todo tenía sentido, si Dios nos dio ese don, es porque podemos hacerlo, antes no existía la fórmula, mi leche es el mejor alimento para mi bebé, todos estos pensamientos en mi mente a cada momento.

La capacitación me preparó con mucho conocimiento, saber cómo reaccionar ante las dificultades de la lactancia, que son muchas, debo reconocer que no es,  ni fue fácil, pero no me imagino, que hubiese pasado sin la orientación que recibí, de la cuál me aferré para dar ocho meses de Lactancia Exclusiva, y hoy lo platico como uno de los logros de vida que más orgullo me dan.

La orientación también me brindó todas las herramientas, desde el momento que me convertí en madre, inicié con mi banco de leche, por alguna enfermedad futura, pero en mi caso, mi urgencia era el regreso al trabajo.

Entendí las compras que tenía que hacer de forma inteligente, recuerdo que lo primero que compré para Jexana José no fue la cuna, fue un extractor de leche, y ha sido mi compañero fiel en todo este recorrido, hemos pasado por muchos momentos juntos jajaja.

Al nacer, mi bebe estuvo en cuidados intensivos, recién llegada a este mundo pasó por dos lavados de estómago, una razón más, para luchar contra toda dificultad y contribuir con su estomaguito sensible, proporcionándole el alimento perfecto creado por Dios… Leche Materna.

Así me enamoré de la Lactancia… les invito a educarse en este tema, el parto es importante y la lactancia al mismo nivel, una mamá informada vale por dos.

Jexana Carrillos.

 

Escrito por

Cuatro mamás nos hemos unido en un concepto innovador: A TODA MADRE, un espacio dedicado a compartir nuestras experiencias, dudas e información relacionada con el encantador e infinito mundo de la maternidad. Fabiola, Jexana, Jimena y Karla compartimos día a día mediante Facebook e Instagram nuestras vivencias e información y así se produce un intercambio de conocimientos e interacción con otras mamás. Los temas se amplían en el sitio web atodamadre.mom un lugar fresco, sencillo y lleno de mucho amor maternal. A TODA MADRE es como un pequeño hijo que acaba de nacer y que veremos crecer seguro rápidamente a punta de disciplina, creatividad y pasión por lo que más amamos, nuestra familia. Artículos, recetas, buen humor, moda, eventos y mucho más es lo que le interesa “a toda madre” y esa es la esencia de este hermoso proyecto en el que cada una de nosotras calza como pieza de rompecabezas sus vivencias para a prender a ser mejores madres. Integrantes: Fabiola Fuentes, periodista y mamá de Leonardo (1.5 años) Jimena Andino, periodista y mamá de Nicolás (10 meses) Jexana Carrillos, periodista y mamá de Jexana José (8 meses) Karla Urbina, mercadóloga, fotógrafa y mamá de Victoria (5 años), Alex (3 años) y Adrián que viene en camino. Redes sociales: @atodamadrehn atodamadre.mom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.