Las renuncias de la maternidad

La maternidad en muchos sentidos es crecimiento, personal, espiritual, físico, y emocional. Tu vida toma finalmente sentido como nunca lo imaginaste. Pero durante ese proceso nadie te dice que tienes que prepararte para renunciar. ¿Renunciar? Si… renunciar, aunque sea temporalmente a cosas que ahora tienes y que puedes hasta sentir como sin importancia.

Cuando tu bebé está en sus primeros tres meses de nacimiento, prepárate para renunciar a dormir, mi hijo, actualmente tiene poco más de año y medio, y todavía no logro recuperar el sueño profundo y placentero que tenía antes de ser mamá. Pero en esos primeros tres meses de vida, prepárate mentalmente para renunciar al sueño.

Prepárate también para renunciar al ocio o entretenimiento de cualquier tipo. ¿Ir al cine?, ¿Netflix?, ¿Un café entre amigas?, ¿Un concierto?… Ojo que no es porque alguien te lo prohíba, ¡No! Es porque estarás tan agotada física y mentalmente que desearás aprovechar esos breves instantes de calma para dormir o descansar un poco.  

Tendrás que renunciar un poco a la vanidad. ¿Ropa nueva, zapatos nuevos, día de spa? No, preferirás invertir ese dinero en comprar pañales y leche, ¿Volver a tu talla o peso inicial?… bueno, ciertamente, hasta que vives el torbellino de tener un recién nacido, te das cuenta de que eso está en lo último de tus prioridades.

¿Renuncias profesionales? A muchas mujeres les toca vivirlo también. Es un poco cruel admitirlo, pero las mujeres profesionales están camino a alcanzar la cúspide profesional rondando los 30 años, pero justo en ese mismo período de tiempo coincide la maternidad.

Y a pesar de que las mujeres somos multitarea, los primeros 3 años de vida de nuestros hijos son muy demandantes, y está bien que lo sea, porque en ese período de tiempo se definen rasgos muy importantes de su personalidad que los marcarán para el resto de su vida.  Y si decides ampliar la familia, ese período se puede ampliar 3 años más.

Por consecuencia, ese letargo laboral de 6 años en promedio te pasará factura en tu carrera profesional, dando chance a un hombre a tomar tu lugar en muchos casos de ascensos. No quiero decir con esto que sea una regla sin excepción, pero pasa.

Renuncia a llenar las expectativas de todos. Te habrás dado cuenta de que desde que quedaste embarazada te sobra quien te de consejos y opiniones sobre temas sensibles. Eso multiplícalo por 10 cuando el bebé ya haya nacido.  Solo tú y tu marido son quienes determinan la forma conveniente de llevar su paternidad. Nadie más.

Todas las renuncias que enumeré si te fijas bien, son temporales, a excepción de la última, todo volverá a la relativa normalidad con el paso del tiempo, volverás a dormir, tendrás tiempo para el ocio, es necesario que vuelva la vanidad, y te pondrás retos profesionales importantes con el paso del tiempo que seguro alcanzarás. Mientas tanto aprende a soltar y renuncia.

Hasta pronto.

 

Fabi

Escrito por

Cuatro mamás nos hemos unido en un concepto innovador: A TODA MADRE, un espacio dedicado a compartir nuestras experiencias, dudas e información relacionada con el encantador e infinito mundo de la maternidad. Fabiola, Jexana, Jimena y Karla compartimos día a día mediante Facebook e Instagram nuestras vivencias e información y así se produce un intercambio de conocimientos e interacción con otras mamás. Los temas se amplían en el sitio web atodamadre.mom un lugar fresco, sencillo y lleno de mucho amor maternal. A TODA MADRE es como un pequeño hijo que acaba de nacer y que veremos crecer seguro rápidamente a punta de disciplina, creatividad y pasión por lo que más amamos, nuestra familia. Artículos, recetas, buen humor, moda, eventos y mucho más es lo que le interesa “a toda madre” y esa es la esencia de este hermoso proyecto en el que cada una de nosotras calza como pieza de rompecabezas sus vivencias para a prender a ser mejores madres. Integrantes: Fabiola Fuentes, periodista y mamá de Leonardo (1.5 años) Jimena Andino, periodista y mamá de Nicolás (10 meses) Jexana Carrillos, periodista y mamá de Jexana José (8 meses) Karla Urbina, mercadóloga, fotógrafa y mamá de Victoria (5 años), Alex (3 años) y Adrián que viene en camino. Redes sociales: @atodamadrehn atodamadre.mom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.